llamas


La llama es el camélido más importante en la economía de las familias rurales de la provincia de Jujuy, donde se concentra más de la mitad de las llamas de toda la Argentina.

Los productores familiares las crían ancestralmente en las zonas de puna de nuestro país, donde el clima es muy árido y el frío intenso. Quitarles la fibra al menos una vez cada dos años es necesario para mantener la salud de estos animales, por lo que la producción de artículos con su fibra se complementa perfectamente con su aprovechamiento integral.

ovejas


Argentina es la tercera productora mundial de lana de oveja. Esta fibra natural tiene excelentes propiedades de abrigo y plasticidad, lo que permite realizar con ella distintos tipos de tejidos y fieltros.

En las comunidades con las que trabajamos, las ovejas pastan sueltas durante el día, en rebaños mixtos con cabras, y al caer el sol vuelven a los corrales que se encuentran a pocos metros de las viviendas familiares para resguardarse del frío y los depredadores naturales. Las mujeres hilan generalmente con huso y los hombres tejen en telares plantados en la tierra.

cabras


El 70% del stock ganadero caprino de la República Argentina se encuentra en manos de las comunidades rurales que habitan en la región noroeste. Estos animales aportan leche, carne y cuero a la economía familiar. En rebaños que suelen ser mixtos con ovejas, las cabras pastan sueltas en el cerro durante el día, y vuelven al resguardo del corral a pasar la noche.

Los cueros con los que trabajamos resultan de los animales que utilizan las familias para el autoconsumo de carne.